Actualidad
Inmobiliaria Digital versus Inmobiliaria Tradicional
Qué es una inmobiliaria digital

23

abril

2019

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por Whatsapp
  • Enviar por email

Si te preguntase qué es una inmobiliaria digital … ¿qué me dirías?

Desde hace un tiempo relativamente corto ha surgido un tipo de empresa que se ha hecho un pequeño hueco en el sector inmobiliario. Se trata de las inmobiliarias digitales.

Se caracterizan por operar a través de Internet. Y, principalmente, se orientan hacia un perfil de público que busca vender por sí mismo su casa. Aunque, con apoyo online para la promoción del inmueble por parte de la empresa. Es decir, el usuario, solicita a la inmobiliaria digital que publicite su vivienda en los portales del sector. Y realice las labores de marketing que sean necesarias para su venta.

Como era previsible, este concepto de inmobiliaria digital, tiene tanto defensores como detractores. Y, pese al tiempo transcurrido desde que comenzaron su actividad, siguen despertando dudas entre los usuarios. ¿El motivo? No siempre quedan claras sus diferencias con las inmobiliarias tradicionales.

Qué tienen en común y qué diferencia a la inmobiliaria digital de la tradicional

Si analizamos el tipo de servicios inmobiliarios que ofrecen y cómo lo realizan, es fácil deducir que ambos tienen en común el ofrecer la venta de un inmueble. Pero, eso sí… de forma muy diferente.

1 – Atención al cliente

Mientras la inmobiliaria tradicional, basa su relación con al cliente en el trato directo a través de un gestor y el servicio personalizado, la inmobiliaria online suele realizar todas sus gestiones a través de medios digitales, no presenciales. Esto es valorado positiva o negativamente por el cliente dependiendo de sus necesidades concretas. Hay quien valora la agilidad de un servicio online. Pero otros clientes prefieren la cercanía de un profesional que realice su gestión de forma personalizada.

2 – Acciones de Marketing

En este punto, a diferencia de las agencias convencionales, la gran mayoría de las inmobiliarias digitales suelen solicitar a sus clientes el previo pago de todos estos servicios de marketing y promoción del inmueble a vender. Todo lo contrario ocurre con las agencias inmobiliarias tradicionales. Ya que estas no suelen cobrar por este tipo de servicios, que se incluyen en sus honorarios de gestión.

3 – Contacto comprador-vendedor

Quizás, aquí esté una de las diferencias más notorias entre ambos conceptos inmobiliarios. En el caso de las inmobiliarias tradicionales, es un gestor quien asesora, filtra y acompaña a los potenciales clientes durante la visita del inmueble en venta. l vendedor no dispone de vías directas de contacto con los posibles compradores de su vivienda. Mientras que, las inmobiliarias digitales facilitan, habitualmente, el contacto del cliente comprador. De esta forma, el vendedor, puede contactar con el interesado y enseñarle la casa él mismo. Sin  la intervención de agentes comerciales.

Sin duda, para las personas que se manejan bien en el ámbito comercial, esta es una opción a tener en cuenta. Ya que ellos mismos tendrán la posibilidad de recibir a los clientes para poder mostrarles y venderles su propia casa.

Pero, para clientes que desean poner toda la gestión en manos de un gestor experto en el sector, las inmobiliarias actuales son la opción más recomendable. Hay que valorar que se trata de profesionales que conocen cómo enseñar una casa y destacar todos sus «puntos fuertes». Además, posteriormente, realizarán un seguimiento sobre ese cliente. Toda la gestión y trámites de la venta. Y un cierre de negociación que, en la mayoría de casos, suele ser difícil.

4 – Costes y honorarios

En este punto, las agencias digitales juegan con ventaja. Sus honorarios están por debajo de los de las inmobiliarias tradicionales. Al realizar menor inversión en la atención al cliente y no disponer de sede física, pueden abaratar sus costes. Sin embargo, esto no siempre es valorado positivamente por el cliente. Ya que en inversiones del nivel de un inmueble, muchos de ellos valoran el tener un gestor con el que poder hablar «cara a cara» y no solo a través del medio online.

 

Desde Alcalá Inmobiliaria, creemos que ambas opciones pueden convivir y ser perfectamente válidas. ¿Cuál elegir? Y, ahora que te hemos explicado qué es una inmobiliaria digital y en qué se diferencia de la de toda la vida, la decisión es tuya. Porque, apostar por una o por otra solo dependerá de la situación, intereses y tipo de atención que requiera cada compra-venta inmobiliaria. ¡Tú decides cual es tu tipo de inmobiliaria perfecta!


Post Relacionados


Calle Tinte, 11

28801 Alcalá de Henares

918 877 041

Plaza de España, 7

28805 Alcalá de Henares

918 828 630

Calle Chorrera, 6

28890 Loeches

918 867 765

Síguenos

  • Facebook
  • Twitter
  • Email
  • Whatsapp